(I) Gestos y Posturas

Cuando estamos en la Eucaristía, nuestro cuerpo, participa a través de gestos, posturas y palabras, que nos ayudan a manifestar la actitud que nos une a la Comunidad de los que creemos en Jesús. Por tanto, no olvides que unidos desde el corazón, los gestos y las palabras, celebramos la Fe en Comunidad.

ESTAR DE PIE
Significa estar listo, atento y mostrar respeto
Estar de pie es una actitud de liberación, ya no somos esclavos ni tenemos vergüenza ante Dios. Ahora somos hijos de Dios.

ESTAR DE RODILLAS
Significa humildad y reconocer la grandeza de Dios.
Es una actitud de arrepentimiento, también es una actitud de oración individual.
Es la actitud de adoración frente al Santísimo.

SENTADOS
Significa escuchar. Nos sentamos en las Lecturas y Homilía. También es la actitud del celebrante o presidente, por eso tiene su asiento.

CAMINAR O IR DE PROCESIÓN
Es la actitud de seguir el camino del Señor e ir hacia Él. Cuando nos acercamos a comulgar, somos el pueblo peregrino de Dios.

JUNTAR LAS MANOS
Es un gesto que nos lleva a la concentración para hablar con Dios y escuchar el interior de uno mismo.

MANOS EXTENDIDAS
Es una postura que nos recuerda la crucifixión del Señor. También indica apertura para recibir lo que Dios nos da, generalmente la usa el sacerdote o celebrante.

SEÑAL DE LA CRUZ
Signo de pertenencia a Cristo. Es la señal de nuestra salvación y signo de que estamos bajo la protección de Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo.

INCLINARSE
Inclinar la cabeza o medio cuerpo indica respeto. Reconocimiento de la superioridad de Dios, es un acto de humildad.

GENUFLEXIÓN
Es otra actitud de respeto y adoración. Se realiza cuando entramos en el templo y flexionamos la rodilla derecha hasta el suelo.

LAVARSE LAS MANOS
El sacerdote se lava las manos, expresa el deseo de purificación interior.

GLOPEARSE EL PECHO
Es el acto penitencial de reconocer nuestras culpas. Indica pena y dolor por las faltas cometidas y humildad frente a Dios.

ABRAZO DE PAZ
Es una manera de poner en práctica el mandato de Dios: Antes de dar una ofrenda a Dios, hay que reconciliarse con el hermano. La idea es no comulgar sin estar en unión con los demás.

RECIBIR LA COMUNIÓN EN LA MANO
Representa una actitud de espera y acogida, es una actitud de pedir y recibir con confianza. No se coge, se recibe. La postura es: la mano izquierda debajo de la derecha, con las manos bien extendidas.

PARTIR EL PAN
Lo realiza el sacerdote, es un gesto de fraternidad y unidad; somos muchos pero en Cristo, un solo cuerpo.
Es el cuerpo roto de Cristo, y su entrega en la cruz por todos nosotros.

10363650_610907779053763_4140588926478250076_n-2Delegación Diocesana
de Pastoral Vocacional
“LLAMADOS a estar con Él”