MJA con Ayuda a la Iglesia Necesitada y con el Seminario de Bangui

Durante este curso la MJA colaborará de una manera más estrecha, a través de la colecta de las Eucaristías y donativos, con Ayuda a la Iglesia Necesitada.

Una Fundación Pontificia financiada exclusivamente con donativos, cuya misión es  servir a la Iglesia católica en su labor evangelizadora, prioritariamente en las comunidades más necesitadas, discriminadas o perseguidas.

ACN – Aid to the Church in Need nace en 1947, promovida por el Papa XII e iniciada por el P. Werenfried van Straaeten para socorrer a los alemanes refugiados católicos vencidos al otro lado del Telón de Acero, y desde ese momento su objetivo es  ayudar a la Iglesia católica en países de verdadera necesidad, a los miles de refugiados y a los cristianos perseguidos en el mundo a causa de su fe.

En 2017 ACN ha cubierto 5357 proyectos pastorales y de emergencia humanitaria en 149 países necesitados, con 23 oficinas en el mundo, entre ellas la de España desde 1965, dedicadas a la información, al fomento de la oración y a la recaudación de fondos para la cobertura de proyectos.

Apoyo a 41 seminaristas en el Seminaro Mayor San Marcos de Bangui.

En MJA hemos querido a colaborar concretamente con un proyecto de ayuda al Seminario Mayor San Marcos de Bangui, en República Centroafricana, un país que a pesar de la riqueza de sus recursos es considerado el más pobre del mundo. A esto se suma que desde hace más de 5 años sufre una guerra fratricida, un conflicto olvidado por todos que solo ha traído más muerte y destrucción.

En muchas zonas, dada la difícil situación, la Iglesia es la única institución presente, mientras las ONG se han marchado. El seminario se había visto obligados a acoger y alimentar a miles de desplazados. La Iglesia católica era la única que daba refugio a largo plazo, no solo el seminario, también el arzobispado, las parroquias, congregaciones religiosas…

Tras acoger a más de 10.000 refugiados durante varios meses, se han estropeado muchas instalaciones que no estaban preparadas para recibir a tanta gente. Los 41 seminaristas necesitan continuar con su formación. Ellos lo están dando todo para responder a la llamada de Dios al sacerdocio en condiciones de extrema pobreza y persecución, nosotros podemos ser puente de caridad con nuestra ayuda y oración.

Es fundamental no abandonar a tantos héroes de la fe.

 

Más información